Piedad Córdoba plantea la necesidad de legislar el tema de violencia política contra las mujeres

En el marco del  XXIV encuentro del Foro de São Paulo que se lleva a cabo en la Habana (Cuba), la excandidata participó en el foro de mujeres donde manifestó la importancia de la participación política en cada una de ellas.

A continuación la intervención completa:

Un saludo muy fraterno a todas las que estamos participando en este encuentro, en este foro que me parece realmente muy importante y a la secretaria de la Federación  de Mujeres Cubanas felicitarla por traernos el recuerdo de una mujer a la que yo quise muchísimo, a Vilma Espín,  fui amiga de ella y de ella aprendí muchísimas cosas. Yo me tuve que asilar en el año 99 – 2002,  me tuve que ir del país  y estuve aquí  hablando con ella y por eso yo soy tan solidaria y no lo debería decir, porque ella en su momento me brindo todo el apoyo para que yo me viniera con mis cuatro hijos a vivir aquí a Cuba y no lo hice porque realmente me daba pena, cuatro eran muchos, entonces a mi me dio como pena decirle que si le aceptaba. Me fui a Canadá y desde allá seguí trabajando, por eso quería hacerle este homenaje a Vilma, porque realmente era una mujer esplendorosa, generosa, solidaria y voy a decir algo aquí que a lo mejor suene mal, a muchas mujeres les falta solidaridad o lo que se llama sororidad y muchas mujeres son más canibales que los mismos hombres, y yo creo que es una reflexión que debemos hacer, muchas mujeres en la política se han vuelto muy calculadoras y realmente en muchas de las veces creen que aprendiendo esas practicas de lo que significa el patriarcalismo nosotras vamos a ascender y es todo lo contrario , es como la derecha, la derecha si nos abraza es para ahorcarnos, no es realmente para generar afectos. Y por eso yo quería traer un tema a colación que me parece muy importante, yo no se si en todos los países este pasando lo mismo, pero yo estoy muy aterrorizada con lo que esta pasando en Colombia con las mujeres, primero una violencia física brutal, es decir un incremento del feminicidio de una manera escaladora e impresionante, una violencia y abuso sexual de niñas de una forma atroz. Yo fui candidata presidencial en la contienda electoral, recorrí por lo menos tres veces el país  y de las cosas que más me dejaron alarmada , preocupada, que me rompieron el alma fue ver niñas ya de 12 años con hijos, niñas de 14 años con tres hijos, osea un circulo de pobreza que no les va a permitir hacer absolutamente nada, ni a ellas ni a los niños que trajieron al mundo. Para mi en Colombia no es una epidemia, es una pandemia  y tiene mucho que ver con el modelo de desarrollo, con el neoliberalismo, tiene mucho que ver con la pobreza y sobre todo con algo que se dijo aquí que yo quisiera ratificar y es el derecho a la salud sexual y reproductiva. La iglesia ha jugado un papel nefasto en esto y tiene que ver con la decisión inclusive, cuando se voto el plebiscito para los acuerdos de paz introdujeron el termino de la ideología de género, eso lo introdujeron para impedir que en los colegios y en las escuelas se hable de educación sexual. Es violento a mi me parece terrible lo que esta pasando con las niñas en el país y con las mujeres en general y sobre todo porque yo no veo que el estado haga absolutamente nada por corregir ello, por eso yo recojo la propuesta de la compañera de Bolivia, donde estuve recientemente, de que si es necesario hacer una cumbre de mujeres porque si nosotros revisamos los acuerdos de Beijing, el pacto de Beijing, yo creo que es muy poco lo que se ha avanzado.

E introducir un tema que yo  lo padecí personalmente, nunca me había quedado tanto el tema de marketing electoral, yo lo entendía de una manera pero lo padecí de otra , el marketing electoral es que por ejemplo yo soy una persona con la peor imagen del país  y se debe a que yo apoye de frente el tema de las Farc, apoye de frente el acuerdo de paz, no al escondido ni por debajo de la mesa, porque el proceso de liberación fue lo que produjo -y en esto quiero agradecer a Cuba que ha jugado un papel importantisimo para la paz de Colombia-, que mucha gente en mi país no lo reconozca ni lo agradezca. Jugo un papel muy importante con la defensa de la Revolución Bolivariana, yo creo que lo más importante, Bolivar decía que el peor delito era la deslealtad, la ingratitud y yo lo sigo pensando, yo creo que Venezuela con el Presidente Chávez en la cabeza y con el Presidente Maduro hicieron todo lo necesario para las liberaciones y hasta lo último Chávez en su lecho de enfermo, lucho y batallo para que el proceso de paz no se cayera.  Yo no tengo porque hablar mal de Venezuela para quedar bien con una gente que nunca va a votar por mí y nunca nos va a acompañar, ni voy a hablar mal de Cuba, diciendo que aquí hay una pobreza y misericordia y que aquí la gente vive muy mal cuando no es así, entonces esa cosa tan asqueante del marketing electoral permite inclusive la violencia política contra las mujeres y ese era el tema que yo quería introducir aquí.

Solamente en Bolivia  y solamente en México, que hay un especie de pacto para impedir la violencia política contra las mujeres, se ha regulado este tipo de temas. La violencia política es muy grave, porque es ejercida o por los partidos, por el mismo estado, por la sociedad en su conjunto y esto impide que las mujeres podamos participar en política. Hay un estudio recientemente en mi país del instituto Holandés que habla sobre violencia política, yo estuve en Bolivia hace poquito, hace como un mes con Presidentas del Parlamento del mundo porque es un tema que a mi me parece trascendental. Cuando nosotras fuera de Cuba y fuera de Venezuela y Bolivia también en gran parte tratamos de hablar sobre la interrupción voluntaria del embarazo yo fui una de las pioneras en el país y me supo a cacho, la persecución de la iglesia fue sin descanso de la manera más brutal.

Pero haber Gloria nosotras dos fuimos compañeras de la Comisión Séptima, que esta todo lo que tiene que ver con salud, eramos como tres mujeres antes de que Gloria llegará, ninguna de las mujeres que estaban ahí querían tener la ponencia que yo había presentado como Proyecto de Ley para la interrupción voluntaria del embarazo con las causales que finalmente constituyó la Corte Constitucional.  La una era cristiana  y decía que ni loca, la otra no era cristiana era católica, del partido que yo milite mucho tiempo y que ya no milito, del partido liberal, y decía no yo no me puedo ganar ese desprestigio, entonces a mi misma me toco hacer la ponencia del proyecto.

A que voy con esto a que si las mujeres no estamos en la política, es muy difícil transformar las condiciones materiales, objetivas, de lo que significa el no avance de la mujer. Por eso yo quisiera dejar aquí planteado la necesidad que se legisle sobre el tema de violencia política contra las mujeres,  ustedes no tienen la menor idea, y aquí no me voy a victimizar ni nada de eso, la gente que me conoce sabe que yo no soy una mujer que utiliza este tipo de cosas. Primer golpe judicial que le dieron en Colombia a una mujer fue a mi, 32 años inhabilitada, con pruebas falsas, para sacarme de la política y fuera de eso un castigo ante la sociedad brutal, yo nunca he estado en escándalos de corrupción, yo nunca he tenido que ver con el narcotráfico, yo fui una de las mejores senadoras, no lo debería decir, pero lo digo,  y sin embargo fui castigada duramente por mi forma de pensar.  En algunos eventos, entre ellos un evento en  Barranquilla, en la Costa Norte del país, en un evento de tenderos, cuando estaba de Presidente Álvaro Uribe, un tendero, un empresario le entrego un rejo a Álvaro Uribe para que me diera rejo a mi y eso se llama violencia política.  La violencia política desestima la participación de las mujeres, impide que las mujeres puedan participar y si las mujeres no estamos en política transformar el mundo como lo decía Vilma o como  lo decía Fidel, es absolutamente imposible es absolutamente injusto. Nosotras también queremos tener una sociedad distinta, tener unos países distintos, poder defender con todo el derecho lo que es este proceso de la Revolución Bolivariana, de lo que significa por ejemplo, si Vilma no hubiera sido mujer yo me pregunto ¿ lo hubieran sacado tan fácil?. La cantidad de memes, la ridiculización de nosotras, cuando nosotras estamos participando en política, en un debate, siempre nos toman la foto donde salimos más feas o donde estamos en ese momento poniéndole énfasis a la intervención, eso yo creo que es muy importante de verdad que nosotros podamos tipificar o  hacer unos protocolos para impedir la violencia política contra las mujeres.

Yo les cuento mire, en esa persecución tan atroz que yo tuve a mi me daba miedo ir al aeropuerto, se los confieso, a veces me daba terror salir a la calle por los insultos, es más, por los escupitasos, los golpes, montarme en un avión para mi era un  martirio, un martirio. Entonces yo pienso que esto no es casual y somos casi todas las mujeres las que no nos avenimos al modelo , a las que padecemos este tipo, pero inclusive muchas mujeres viendo lo que pasa contra nosotras no participan en política, por eso me parece el aumento de embarazo precoz, la violencia sexual contra las mujeres, el feminicidio, como decía Gloria ahora la feminización  de la pobreza y yo creo que sobre eso hay que dejar una constancia aquí y que empecemos a legislar en todos nuestros países para que realmente la participación de las mujeres sea eficaz y efectiva.  Y termino diciendo lo siguiente:  lo que se viene para nosotras en Colombia es muy duro,  esa derechización  que es una derecha criminal , con una amenaza total a los acuerdos, va a ver referendo supuestamente para echar los acuerdos para atrás, lo que puede sumir a Colombia en una guerra civil  y en una persecución brutal a los que obviamente no vamos a participar en esto. El panorama de Colombia es muy difícil y lo más lamentable en Colombia es quienes dirigen el país en este momento son los que están desestabilizando las regiones, son los que están colocando al país  al servicio de la desestabilización en Ecuador y en Venezuela.

Muchas Gracias

Piedad Córdoba, La Habana, Cuba 16 de julio 2018

 

 

Escriba su comentario: