Sigue en camino La Paz

Después de varios días de encuentros, reflexiones y análisis de las propuestas de los promotores del NO,  las partes del proceso de paz en La Habana demostraron una vez más su voluntad y compromiso por la paz al escuchar las voces disidentes del acuerdo anterior.

El Movimiento Político Poder Ciudadano celebra con regocijo el hecho de que tanto las Farc-ep como el gobierno colombiano hayan abierto las  puertas al dialogo tendientes a seguir construyendo la paz en el marco de la diversidad de pensamiento y posturas ideológicas;  aspectos que demuestran  el carácter plural y democrático de toda negociación  política, que pretende erigir un nuevo país sobre la base de un  pacto ético y político que contribuya al entendimiento y a  abrir las posibilidades de reconocimiento de todos los sectores del país.

Este nuevo acuerdo no desestima la esencia y las convicciones democráticas del primero, lo que hace es fortalecerlo siendo más incluyente y ampliando el reconocimiento de la pluralidad para viabilizar los cambios mínimos que se requieren para allanar los caminos de paz.

La reformulación del acuerdo permitió su mejoramiento para incorporar innovaciones que le brindan más legitimidad como la precisión del tiempo de duración  de los mecanismos de justicia transicional y la Jurisdicción de Especial de Paz, la eliminación de los jueces extranjeros, el reconocimiento del Código Penal Colombiano, la entrega de bienes por parte de las FARC para los procesos de reparación a la víctimas, el acuerdo no irá en el Bloque de Constitucionalidad. Además, este nuevo acuerdo permite la comprensión del enfoque de género aclarando específicamente que lo que se busca es reconocer el impacto del conflicto de manera diferenciada a la mujer y que, en consecuencia, se requieren acciones distintas y específicas para restablecer sus derechos.

Este nuevo acuerdo debe llamar a toda la ciudadanía a defender con ahínco lo ahora acordado para que esta gran decisión nos brinde las posibilidades de superar el conflicto y edificar las bases de una paz duradera para que entre todos forjemos una nueva patria, un nuevo país para las generaciones presentes y futuras.

Con este nuevo acuerdo reafirmamos nuestro anhelo histórico de poner fin a  más de 52 años de guerra, desolación y muerte para darle paso a la esperanza, felicidad y nuevos caminos de reconciliación que nos permita el renacer de un nuevo país más  solidario, comprensivo y armonioso, un país en paz.

Por todo lo anterior, el movimiento Poder Ciudadano continuará  en la búsqueda de caminos de reconciliación y paz y hace un llamado a toda la ciudadanía para que  apoyemos este nuevo acuerdo y entre todos encontremos los mejores mecanismos de participación activa para la implementación, la cual requerirá de nuestro compromiso y esperanza.

Poder Ciudadano

12 de noviembre de 2016

Escriba su comentario: