El último día de la guerra

Fin de la guerra jueves 23 de junio del 2016 en las horas de la tarde Timoleón Jimenéz, Juan Manuel Santos Presidente de Colombia y Raúl Castro Presidente de Cuba firman el acuerdo del Fin de la Guerra.

El tan esperado momento llegó más de cinco décadas familias enteras al sur, oriente y occidente de Colombia lucharon diariamente por este hecho.
Es increíble ver como campesinos, amas de casa, niños y demás personas les arrebataron de sus vidas a sus padres, hijos esposos, el trabajo y sufrieron situaciones de abandono, soledad y odio.
Personas que vivieron el dolor en carne propia y que hoy están de acuerdo a perdonar a reconciliarse y empezar una nueva etapa que llegara a Colombia, haciendo una línea paralela.
Hoy por hoy vemos como senadores, representantes de la camara personas “importantes” del poder público quieren más guerra, aclarando que ha ellos jamás o en pocas ocaciones mataron, desalojaron a sus seres queridos.
Mandan a hijos que no son de ellos o “hijos prestados” para la guerra después, llegar con un comunicado a su seres queridos que su hijo fue dado de baja en batalla.
La Paz nunca borrara el pasado, no podrá revivir a personas, no los olvidarán. Pero La Paz puede traer esperanzass, para las nuevas generaciones, la paz puede formar mejores personas, son las mismas que luchan por sus sueños, que se esmeren por dar otra mirada a la sociedad, la paz traerá el bien a los campesinos, a las ama de casa.
Cabe destacar que mejorará la economía, las fuentes de ingreso entre otros. Llega una Colombia nueva, renovada y con más ganas de salir adelante, formando mejores médicos, periodistas, actores, deportistas etc, sin embargo, queda mucho por hacer pero con este primer paso no sólo Colombia si no en el resto del mundo me atrevo decir que se podría vivir en armonía tratando cada día de mejorar.
Por: Cristina Martín López.

Escriba su comentario: