El día que mataron a Gaitán

Cada 9 de abril desde hace 69 años para los colombianos se ha convertido en una necesidad obligada hacer Memoria; en un día para la evocación y reconocimiento de un hombre que tuvo la osadía de hacer callar a una multitud. Recordamos a Jorge Eliécer Gaitán, quien con una oratoria espontánea y sencilla logró interpretar el sentir más hondo de su pueblo.

En este día también hacemos reconocimiento a todos aquellos que hacen parte de la democracia de un país que se niega a olvidar, en el Día Nacional de la Memoria y Solidaridad con las Víctimas del Conflicto Armado. La Ley 1448 sobre las Víctimas de Tierras en Colombia vendría a recordarle a todos los hombres y mujeres de esta nación que ya está bueno de resignificaciones.

69 años han pasado del día trágico y el país aún sigue sumergido en profundas desigualdades sociales, producto de una clase política corrupta e incapaz que solo se lucra a sí misma. 69 años han transcurrido desde que el odio de los poderosos pudo más que la razón de un hombre pueblo.

Desde Poder Ciudadano condenamos la recurrente persecución y asesinato selectivo de líderes sociales y defensores de Derechos Humanos. Confiamos en que la embriaguez de justicia sin límites que embargaba a Gaitán contagie a toda la sociedad colombiana por consolidar un país con igualdad de oportunidades para todos.

Gaitán nos enseñó que el pueblo, la gente de Colombia tenía las capacidades para construir un país más justo, que las gentes de este país podían y tenían que participar de las políticas. Que es posible una democracia participativa, porque la representativa no ha estado a la altura de las necesidades de los necesitados y postergados. Hoy es tiempo de volver a creer. Tenemos las capacidades para ello. Llegará el día en que la voz de Gaitán vuelva a retumbar en las plazoletas y todos y todas podamos decir juntos: Viva Colombia libre y soberana.

Escriba su comentario: